Los insectos

Se duerme mientras deslizo mis dedos por su espalda como si fueran pasos pequeñitos de insectos que trazan un sendero que termina en el sitio exacto de su corazón. Y allí mi mano pliega sus alas y se pone a dormir también.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi familia/ Pespuntes azules

La mujer incorrecta

Leer: la mirada de los otros