miércoles, 20 de junio de 2012

Destinatario

No le hablo a otro más que al que me lea: a él mi pobre boca trémula, mis párpados cuajados de relatos, mis labios ensalivados donde caen palabras como húmedas frutas, mi paladar despierto al beso de las sílabas, el clásico vallar que traspasan mis verbos. A él le hablo, soplo mis adjetivos como fuego en su nuca, lo bordeo con suaves conjunciones, conjugo avenidas donde rodar la pureza infinita de todos mis sintagmas, armo para él la rebeldía de construcciones donde bulle la sangre profusa de la tinta y lato perfumada y oscura tan solo para ese destinatario que lee, que perdura en el rito y dice que la sintaxis es la copulación de los que beben textos y brindan con puntos suspensivos en la tarde. Nunca hubo luna: fue solo esa palabra

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...