Disolución

Las miradas apenas aletean. Se disuelven bajo los párpados cerrados por el sueño mientras dibujan un prolongado universo de trazos, finos como gotas de rocío. Hablan las tintas con que la noche relató sus historias, las palabras de caligrafía perfecta con que el día anudó circunstancias y así dijo lo que quedaba como un sombra biselada atrás de los cristales. La medida inexacta trepa la hora para abrirla con sus dedos de luz anaranjada. ¿Quién podría asegurar que ya estamos despiertos si aún no han cantado los pájaros de este húmedo invierno?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes