martes, 19 de junio de 2012

Jugos

Debo exprimir los hechos hasta que larguen su jugo y me manchen las manos; que goteen mis dedos, mis brazos, mi pecho, mi vientre, mis muslos largos. Y cuando esté empapada de hechos, cuando el jugo se arrastre por la tierra, dejar que ella lo absorba. Ya crecerán retoños. La realidad es resistente en estos casos.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...