martes, 26 de junio de 2012

Relatos diarios

Suena el viento entre las hierbas y la noche va dejando sus ropajes de gasa para ascender desnuda hacia la luz. Atrás quedan los párpadeos de los silencios y se puebla de voces el borde de las horas. El mundo se hace carne y canta. Burbujean las tazas, se disuelve en la imagen el viento que borró las siluetas. El día pone en marcha su rueda y gira. Vos pasás tu mano por mi cuello como quien acaricia a un animal dormido. Y me ofrecés otro relato para empezar el día.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...