miércoles, 5 de septiembre de 2012

Poner el cuerpo

Poner el cuerpo la sangre glóbulo por glóbulo la piel que se desarma y no limita lo ilimitado de la duda Poner la carne hasta que solo quede el alma descarnada y encranada en el aire el agua el fuego Poner lo que se tiene y lo que falta y no saber decir que no se puede más y al dormir cerrar los ojos y liberar los sueños que se vuelven manojos de palabras inconexas sin cohesión naufragando en sintagmas que se ahogan y al despertar saber que esto es mío que no tengo tus miedos que los míos son otros que puedo acompañar un paso titubeante pero voy por mi huella sin cuerpo porque lo puse tantas veces que me he quedado huérfana de músculos sin huesos pero más fuerte y duradera llena de ideas que titilan como estrellas de niebla llena de luces que se incendian en el hueco húmedo donde navega el alma. El cuerpo se diluye y ya me crece otro para volver a cero para ponerlo en juego para arriesgarme otra vez a perderlo y así nacerme cada día del barro del dolor y la alegría.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...