jueves, 29 de noviembre de 2012

Portate bien/Empezar a pensar qué hacer con los chicos en la escuela hoy

No te muevas, no te pelees, no contestes, no hagas eso porque no es el momento, no escribas con esa letra inentendible, no hables , esperá tu turno, no te olvides de tu tarea, leé este libro, hacé estas cuentas, no salgas al patio en este instante porque no es el instante, no mastiques chicle, no comás, estudiá todos estos datos, sentate, parate, vení al frente, andá al fondo, escribí, borrá, así no, así sí. Y las palabras terminan pesando tanto que aplastan, liman bordes y diferencias, aburren, se vacían.
Portate bien. ¿Bien? ¿Qué es bien? ¿Lo contrario de mal? ¿Y qué es mal? ¿Mal es para todos igual?
A veces desconfío de mí misma. ¿No será mejor empezar a decir: podés elegir qué hacer y aprender a hacerte cargo de cada cosa que elegís? La escuela tiene reglas para funcionar, y, como en toda comunidad humana,  uno puede respetarlas o trasgredirlas y cada cual no se porta bien o mal por hacerlo, simplemente debe saber qué está eligiendo y hacerse cargo. No puede ser que la medida sea "portarse bien" con la pesada carga  personal que eso conlleva. Ser el "diferente" es demasiado pesado, máxime cuando todos lo somos. ¿Y diferentes a qué? ¿Quién inventa los patrones de "modelo 2013 del alumno que se porta bien"? ¿Y el que trata de meterse en caja y no lo logra? Un maestro que "se porta bien", ¿no debería pensar por qué, y poner en juego todo lo que es, piensa y siente para lograr que ese chico llegue a ser quien, de verdad, es? ¿O será que aquella escuela sarmientina en la que todos éramos cortados por la misma tijera ya no es factible? ¿No será que no existen alumnos promedio ni estándares que alcanzar? La escuela debe cambiar porque cada chico es un mundo distinto y diverso que tenemos la obligación de no dejar pasar. En mi caso, yo tengo, además, el deseo de que no se pierdan en una meta tan imposible como "portarse bien".

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...