jueves, 27 de diciembre de 2012

Luna otra

Sobre mi boca el perfil de  esa luna de hielo.
Después se resbala lo blanco vértebra a vértebra como harina perdida.
Me quedo adormecida, con los ojos abiertos para ver cada sueño. 
Un ovillo de agua -límpida y clara agua- enredada en estrellas.
Hablo casi dormida,
desnuda,
temerosa.
Los lobos se reúnen junto al fuego
y conversan.
Yo solo espero el abrazo que encierre mi cintura pequeña.
Luego vendrá el color danzando entre mis piernas y será perfumado en el plato repetido de los besos.
Sobre las sábanas se evapora la luz lunar de los recuerdos.
Y el alma como un chorro trepará los aleros para rozar los corazones blancos.
El sentimiento agita sus collares de risa.
Quiero dejar que me empape la luna como si yo no fuera la que era.  

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...