8 de enero: Viaje


Me voy.
A la orilla del agua abrazaré la almohada cuando sea la noche y te hablaré.
Solo hace falta que escuches la brisa moviéndote las hojas,
la lluvia cuando caiga humedeciendo el aire,
los gatos que conversan de tejado a tejado.
Solo hace falta que huelas mi perfume cuando lo traiga el viento,
que mires el sol en los cristales tibios,
y que sientas mi boca como una hormiga diminuta en tu espalda.
Cada noche conversaré contigo,
aunque estés lejos,
aunque no puedas contestarme:
el agua me traerá tu lengua de retazos ajenos
una y otra vez lamiendo la arena de los tiempos.
Me voy.
Esperame.
en quince días florecerán jazmines en el borde ceñido de la luna. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi familia/ Pespuntes azules

La mujer incorrecta

Leer: la mirada de los otros