Circunstancias

En alguna novela que leí hace miles de años, cuando yo era otra, y cuyo nombre se me escurre en la filigrama de la memoria, un personaje decía que el amor era la celebración de que las circunstancias de tiempo y de lugar de los amantes hubieran coincidido en ese exacto momento y ese preciso lugar. He olvidado el autor y el título, pero las palabras perduran intactas como si las tuviera frente a mí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes