domingo, 13 de enero de 2013

El amor de los peces

¿Cómo se amarán los peces con tanta agua merodeándoles los ojos?
¿Cómo verá el pez a la peza con su pupila líquida y sentirá que el latido le acelera las branquias?
¿Aumentarán sus pulsaciones de salobre marino hasta hacerles perder la conciencia y soñarán tornasoladas escamas a la luz de la luna?
¿Se hablarán entre burbujas para decirse buenos días y harán la plancha para que el agua con su oleaje de espuma los lleve lejos donde no haya medusas que los hagan de piedra?
¿Se tocarán con sus aletas de gasa y enredarán sus cuerpos peciformes en el vaivén de las algas azules?
¿Se dormirán, después de haberse amado, hasta que el sol les entibie las aguas y comerán juntos sus comidas de peces mientras se cuentan viajes por los anchos océanos del tiempo?
¿A qué jugarán entre las caracolas o enredados en los húmedos cetáceos de la tarde?
¿Oirán cómo cantan las sirenas cuando en las rocas se peinan sus verdes cabelleras?
¿Cómo harán el amor : salvajes, mojados, irisados, fosforescentes, deseantes de ese amor marino y, luego, se dejarán llevar por la corriente marina de la vida?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...