martes, 15 de enero de 2013

Insomnio

Me despierto cercada por palabras que te buscan.
Primero es un murmullo incomprensible que se mete en mis párpados.
Se amontonan, arañan  mis pupilas, clavan vocablos en el centro del iris y se asoman a ver.
Después, en la cabeza, las palabras se despegan y te llaman.
No han aprendido aún a atravesar la distancia y no comprenden por qué no contestás.
Así que, despiertas por despiertas, se ponen a conversan.
A veces, dulces o insoportables, gritan desde la orilla de la memoria.
Yo, mientras tanto, ya sé que no me dormiré.
Les converso poco. Solo por no aumentar con palabras el sentirme extranjera de tu abrazo en este mar azul.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...