lunes, 14 de enero de 2013

Noctilunia

La luna y su estela de pasos en el cielo.
Como harina brillante.
Desparramada.
Fosforescente.
Mojada del rumor de la espuma.
Extraño tu perfume.
Como si en alguna vuelta de los días te me hubieras quedado adherido a los brazos.
Las palabras me susurran retazos de cielo que te han visto.
Yo cierro los ojos y te imagino en la penumbra azul de algún jardín perdido hablándome en un idioma que solo yo conozco.
Y mi espalda te llama para que vengas a dormirla con tu boca.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...