sábado, 12 de enero de 2013

¿Qué hacés ahí solita?

Leo.
Ahí solita.
Yo leo.
Hace décadas que estoy ahí, o allá, o acá.
Hace décadas que estoy solita, o acompañada, o con pocos, o con muchos.
Y yo leo.
Bajo el sol, la lluvia, el viento.
Con anteojos, con sombrero.
En aviones, trenes, barcos, autos, colectivos.
En vestido, con bikini, con pullover.
Con zapatillas, sandalias, borceguíes.
En silencio, a los gritos, declamando.
Para mí, para otro, para muchos.
Sentada, acostada, caminando.
Yo leo.
Entre líneas, a quemarropa, contra el texto.
Para saber, para sentir, para esperar.
Para amar mejor yo leo.
Cuando leo soy la misma y otra mientras lo hago.
Regreso con la piel inflamada por el fuego de las palabras, enredada en mi boca otra sintaxis, voraz de sustantivos, satisfecha de verbos.
Yo soy Penélope y Calipso y Circe y la núbil Nausicáa. Soy Ofelia, Desdémona, la sabia Porcia y Miranda. Soy Catherine, la Borrascosa y Emma, la crédula. Soy Wendy con los niños perdidos y Thinkerbell de rama en rama.
A veces - solo pocas mientras leo- soy Julieta.
Quién podría decir, en esta arena, que estoy sola:
si estoy leyendo...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...