martes, 8 de enero de 2013

Vacaciones: La maleta



Los viajes son bucles en el tiempo del día. Cierran y abren puertas. Dejan y traen cosas. Acercan y alejan los rostros que tenemos y los otros que deseamos.
El cuarto queda vacío: mi cama, mis lápices, mis libros, mis fotos.
Y el horizonte se redondea con una lejana perspectiva.
Hay pedacitos de piedra que brillan con el sol.
Antes o después llegan las preguntas sobre lo que fue.
Y vienen vestidas con capas de niebla y dedos de hierba.
Yo me dejo mecer en la nostalgia aunque no haya ningún lugar adonde regresar.
Todo lo que tengo es un sendero por la colina, en medio de un bosque umbrío, para recorrer.
Como Orfeo, yo no debería volver la vista atrás.
He arrojado, sin nigún sentido, alguna ropa en la maleta: sé que me alcanzará.
El agua cura todas las heridas: las que se ven y las que están.
Como el futuro: un viaje es una fértil interrogación.
No temo a los lestrigones y Circe me ha invitado a tomar el té.
Puedo aprender a esperar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...