jueves, 21 de febrero de 2013

A corazón abierto

Tengo el corazón abierto y en su interior crece un pueblo con calles en subida y en bajada adornadas con guirnaldas de faroles y una música que sale de ventanas con cortinas amarillas. Los vecinos se sientan en las veredas y comparten sus relatos mientras el sol cae en el horizonte y se hace de noche. Algunos guardan sus sillas y se ponen sus ropas de domingo para bailar en la plaza del pueblo. Nosotros, por ejemplo. Nos llenamos de enredaderas con sus flores violetas mientras yo siento que tu brazo pasa por mi cintura y me dejo llevar por las calles del pueblo que crece en el interior de mi corazón abierto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...