Árbol genealógico


El instructivo fue breve:
1) Tomar un hacha que sea capaz de partir por la mitad un hilo de coser.
2) Mirar de frente el árbol y partir en dos las raíces.
3) Observar las ramas: si se llenan de pájaros todo está en su lugar. Si no se llenan, dedicarse a mirar, mientras vuelan,  el rostro de las aves, sus alas o sus patas, seguramente tienen algo secreto que mostrar.
4) En cualquier caso, siempre queda la opción de criar cuervos y  no podrás mirar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes