viernes, 29 de marzo de 2013

Bailar

Bailar.
Con los ojos cerrados.
Para que me lleves por donde quieras.
Para que me tomes de la cintura y me aprietes hasta que pierda la respiración.
Bailar.
Para dejarme ir.
Una y otra vez.
Por el piso amarillo.
Y descalza.
Mientras con los ojos cerrados, todo da vueltas y no sé dónde estoy, pero no importa.
Ya no me importa más.
Solo bailar.
Mientras me queda el sabor del agua enjabonada, del fuego, del mate que no cebo bien, de mi siesta en el pasto:
todo como una película que pasa debajo de mis párpados con color de brillantes.
Nada, excepto tu mano dando una vuelta en mi cintura
y dejándome llevar
hasta un sitio infinito donde no paro de reír.
Bajo la luna amarilla de marzo
con mis ojos cerrados
bailar
con tu cuerpo en mi cuerpo
dejándome llegar al corazón.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...