El espejo

Me veo.
Me levanto el cabello.
Miro las huellas.
Aspiro mi perfume.
Me observo la línea de las piernas, la planicie del vientre, los huesos de la cadera.
Me detengo en mi cuello, la ensenada del esternón en donde crecen mis clavículas, mis brazos delgaditos como hilos.
Me adentro en el color de mis pupilas, en la honda espesura de mi boca, en los caracoles pequeños de mis orejas.
Y me pregunto, a esta altura, ¿quién soy yo?

Comentarios

Spaghetti ha dicho que…
No eres la del espejo, eres lo que haces!
En la acción está el SER
bssosss

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes