martes, 19 de marzo de 2013

La risa

Cuando él le hablaba y la miraba, ella se reía mucho: con una risa de cristalitos, de colores y tintineos, de boleros nocturnos; con una risa de secretos y burbujas, de campanas de plata y cubiertos que chocan con los platos; con una risa de luces invernales y amarillas, de relatos de chicos, de viajes imaginados a las fuentes donde nacen las aguas, de besos pajaritos en el cuello; una risa que preparaba café y tendía la mesa y se dejaba estar con pereza en sus brazos. Y la risa -junto al amor y la lluvia- es el único antídoto contra todos los males de este mundo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...