Pacto ficcional

El que crea que toda palabra lleva las vestiduras de la verdad está ciego y sordo. En la exacta distancia entre el verbo y la realidad se agazapa la ficción. Lo real no tiene la obligación de ser interesante, la ficción no posee otra posibilidad y su fragilidad reside en una palabra fuera de lugar. No hay posible confusión. El resto es tan solo una cuestiòn de latitud y longitud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes