viernes, 1 de marzo de 2013

Parménides o la sustancia inmutable del amor

Noctiluciente, en torno a la tierra, errante, ajena luz.
Parménides de Elea, 14

 Escribo en la madrugada, con la sangre llena de fulgores tibios.
El cielo está despojado de luz aún y late empecinado de estrellas.
Apenas pocas horas para que abras la reja y salten tus animales a mi cuerpo.
Habrá que remontar las calles del amor
para abrir el colmenar de los abrazos y hacer carne la impaciencia.
El que no conoce el aroma de las lantanas en las manos mira desde la orilla cómo el aire perfuma una tierra que nunca pisará.
Me oculto en el hueco en que mi cuerpo cabe, en el espacio que me hacés para que yo entre toda y duerma, segura de las huellas que me rodean y de los monstruos que me vislumbran.
Los árboles dan sombran de piedra y los perros muerden el sueño.
El amor ignora lo que decimos acerca de él porque se viste y se desviste con la música del deseo acumulado en la distancia.
Es un raro animal el corazón: sabe mucho de las luces ajenas, de los ambientes nocturnos y luminosos en que nos reímos, de la piel que se goza, de la libertad y las lágrimas.
Se empeña en apartar los dolores en surtidores de risa que caen frescos como manantiales de hierba.
Luego, el cuarto se llena de golondrinas que se posan sobre el alma satisfecha; y en el borde de tus ojos azules un idioma propio me canta canciones de cuna .
Tu mano se apoya en mi brazo, tu boca en mi nuca y me dejo llevar por territorios de mansedumbre y demencia. 
La luz del fuego nos invade el sueño y se hace nuestra.
Mañana me despertaré y haré café. Lo llevaré a la cama y hablaremos hasta el mediodía de cosas pequeñas y trascendentes. Después nos beberemos el agua en las caderas con los dedos sedientos de sustancias marinas mientras la lluvia cae sobre el jardin y lo transforma en una fértil pecera verde. Haremos compras, miraremos películas, leeré, escucharás canciones y cuando pase a tu lado te abrazaré para que el tiempo tenga una chispa clara prendida en su interior.
Nuestras almas conversan con jeroglíficos que solo nosotros podemos comprender.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...