domingo, 17 de marzo de 2013

Presocráticos

Los ojos cambian mientras miran. Y sin embargo penetra idéntica la luz en la pupila. Y se mantiene idéntico el color de la mirada mientras cambia y mira más ajustadamente los bordes y rebordes de las cosas. Hay un perfume de sándalo en el aire que está allí desde siempre y ahora tiene sutiles toques de solvente. Yo sigo aquí, en este sitio. En el medio del alma cae la misma lluvia que me moja hace años. Mis pies sienten la tierra como entonces después de haber tocado infinitos paisajes. Lo mismo y lo cambiante busca el fuego y se afana en el aire. El mundo se arma y des/arma en esas cuatro cosas y se suma la sangre, fuego y agua; el cuerpo, aire y tierra. Y yo que miro igual y diferente. Y el amor "esa hermosa máscara" que "ha cambiado, pero como siempre es la única". 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...