Un acto de amor

Para que crezcas, yo debo desaparecer.
La presencia no sostiene mejor: a veces solo arruina la jornada.
Si suelto la mano, deberás intentar caminar.
De eso se trata.
Nada más.
Y aunque no lo veas: es el mismo acto de amor.
Quizá te enojes conmigo.
Quizá no quieras verme más.
Pero es lo mejor que yo puedo hacer por vos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes