De cómo es el amor

El sábado se curva
y,
a saber,
salimos indemnes de:
las preguntas inocentes que abren huracanes,
las palabras vehementes que son lanzadas al aire y explotan,
los embotellamientos fatales de ida y de vuelta,
las conversaciones que no son casuales y desencadenan causas,
los textos trágicos que se aligeran,
el reconocimiento de la soledad ontológica y su trasmutación en fértil compañía,
el abrazo que todo lo cobija y lo protege,
el pasaje del enamoramiento al amor que es como decir un mar profundo que no tiene fin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes