miércoles, 10 de abril de 2013

Debe y haber

He perdido veces incontables.
Llevo una larga cuenta y tengo el cuerpo marcado con viejas cicatrices.
No creo en la fatalidad, sino en las circunstancias;
y, cada cual, hace con ellas lo que puede, l
o que está a su alcance,
lo que le dicta su inteligencia y sensibilidad.
Si el valor de las personas lo marca la superación de sus dolores, yo debo cotizarme alto porque he quedado tan delgada de tanto lamerme heridas muy profundas.
Pero sigo creyendo
-a ciegas,
empecinada,-
en la alegría como bandera,
en la bondad última de todos,
en las ideas y las emociones.
en la entrega generosa y sin manipulación,
en las almas creativas,
en la posibilidad que todos tenemos de mejorar,
en tu risa,
en tus ojos como mares,
en tu abrazo nocturno que me aleja del mal que pudiera tocarme.
Y cuando cierro la cuenta,
-pese al desamor infantil, las desapariciones, las muertes sorpresivas y los extravíos-
el haber me empuja a seguir con una luz intensa en el mirar.
Siempre del lado de una esperanzada intensidad.

1 comentario:

Spaghetti dijo...

Eres tan prolífica en tus artes que no me da tiempo a seguirte. Pero cuando caigo en tus aguas acuáticas, naufrago en el gusto de leerte.
No pares. No detengas las olas de estas aguas enredosas.
bssoss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...