lunes, 8 de abril de 2013

Despertares

El aire cristalino de la madrugada se deshace en puntadas. Alguien ha abierto la puerta dorada del otoño y trajo consigo su extenso cuello de hojas secas. En la oscuridad de las estrellas matinales desayuno en la cocina infantil de mis recuerdos, cuando los pies no tocaban aún el suelo. En ese despertar tibio y semidormido te siento andar a mi costado y las palabras guardan su suavidad de edredón invernal. En apenas un rato me llevarás de la mano a la avenida y yo me dejaré conducir por el temprano camino del sueño.
Estar con vos es regresar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...