sábado, 13 de abril de 2013

Es la baba, Oliverio, su baba, la esfervescente baba...

La baba que bordea, sinuosa, transparente 
La baba salivosa que empapa, que bordea, que cae. 
La baba que sabe a caramelo, a sol, a lluvia sobre la hierba verde.
La baba que crea caminitos, senderos en la piedra, burbujas en el aire.
La baba regocijada, feliz y medio atropellada.
La baba masticable de frambuesa, melón o mandarina.
La baba de la siesta, de la almohada mojada, del edredón con frío.
La baba de los dientes que salen, que muerden, que patinan.
La baba de la lengua que paladea, gira, rodea.
La baba que canta gorgoritos, que limpia la garganta, que resbala en el pecho.
La baba de colores.
La baba de perfumes.
La baba de sabores.
La baba del hambre y la mesa tendida.  
A ver, che, Oliverio.
Sí, vos, chabón.
¿Qué cosa no entendiste de la baba?

http://laberintodesombras-albe.blogspot.com.ar/2008/10/es-la-baba-oliverio-girondo.html
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...