Entonces

Hay un instante del día en que te pienso con añoranza y me consuelo imaginando que, en ese exacto momento, vos estarás añorándome también.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes