viernes, 17 de mayo de 2013

Las cosas como son (segun los pajaritos)

Quiero contar las cosas como son: un día me gorjeó un pájaro en el borde del cuello y se posó a beber agua en el hueco de mi clavícula. Desprevenida, lo dejé que anidara, que hiciera una casita y me esperara cada día con su canto de lluvia, con sus plumas de espuma, y sus ojos de mar. Cuando me di cuenta, ya era tarde: yo  iba cantando por la vida, comprando semillitas para que fuera feliz entre mis manos, para que me cantara sus historias de vuelo, sus relatos de pajaritos felices y de aleros. Y un día, de pronto, el viento del verano entreabrió la ventana y él, volando desde el cielo, me dijo que intentara; y yo, temorosa primero, pero lanzada luego, abrí los brazos y me di al aire. Vi las casas arriba de los techos, las plazas, las montañas. Él, mientras tanto,había aprendido a hablar y me contaba que el amor es un milagro que crece y se hace vuelo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...