jueves, 30 de mayo de 2013

Teléfono

Hablamos. Todos los días. A cierta hora u otra. Y tu voz te trae cerca de mí donde me ovillo y me rodean tus vocales entibiándome. El deseo abre la puerta de los juegos para que entre el amor y se haga beso y se haga nido y se haga voz de vos. Para cruzar del otro lado de la noche, tu mano ciñe mi cuerpo y se duerme en mi brazo. En los sueños que tenemos sobre la misma almohada hay dos pájaros que vuelan hacia el sur, allí donde no hay nadie más que nosotros contándonos secretos que nos hacen reir.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...