martes, 21 de mayo de 2013

Una casa

La casa se deshace, gira como una trompa y va chupando todo. Desaparecen los recuerdos, los vestidos, los lápices, las cajas. Quedo desguarnecidas y miro la distancia. No vivo acá. Una puerta se cierra y yo no vivo acá. Aunque duerma en mi cama. Tengo infinitas tazas, cubiertos, alguna que otra olla que se muere de pena. Enloquezco de entrañable nostalgia. Debo tomar un barco y llegar hasta el mar. Que el aire salado me atormente. Yo ya no tengo casa, ni hogar, ni nada que me asista. He perdido mi sombra en alguna bisagra de este patio. Mis vidrios no reflejan las palabras que digo. No consigo escucharme. Se trata de otra cosa. Se trata de partir.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...