Conato de rebeldía

En la secreta sombra me sumerjo y salgo rota. 
Los relatos me rozan como espadas y esquivo los cortes peligrosos; los otros me atormentan. 
Algunas palabras cavan fosas es mi propio cementerio y se ríen de mí. 
La cabeza es un laberinto vertiginoso. 
Lo sé y no comprendo. 
Que no me digan cómo dar las puntadas al ruedo de mi falda.
 A mí me gusta andar deshilachada y descalza en invierno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes