viernes, 19 de julio de 2013

Fiesta de cumpleaños

Cuando despunte el martes, voy a colgar guirnaldas de vereda a vereda para que todos sepan cómo llegar a mi fiesta.
Serviré licor de mandarinas en copas diminutas y el invierno entrará por los sentidos.
Caminarán descalzos por arenas que guardo del verano: tibias de sol estival y aromadas con olas.
Comeremos granadas, frambuesas y frutas de colores imposibles, y el jugo nos manchará la boca y los brazos.
Nos reíremos mucho. No habrá un segundo para ponerse serios.
Nos leeremos cuentos como si fuera Firenze en 1348, la misma luz azafranada en los muros mientras se hace de noche.
Habré cocinado durante muchos días: masas crocantes, verduras que humeen, fiambres con especias traídas por el mismísimo Marco Polo, los peces que encantaron a Virgilio y los bueyes asados a los dioses por Homero.
La mesa será larga porque ustedes son muchos y a todos los espero.
Hay que cantar así que traigan sus gargantas. 
Cuando se haga de noche bailaremos porque quiero decirles que festejo estar viva, haber vencido el dolor de la muerte y su pena, un sinfín de días de palabras y dibujos, el amor que es un mantra milagroso, las lágrimas que lloro pese a todo.
Y cuando levantemos las copas, regálenme sus risas: lo único que quiero.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...