martes, 16 de julio de 2013

Sursuburbano

En la cocina del sursuburbano es madrugada. Afuera la noche todavía se abrocha de las estrellas para sostenerse en el cielo. En un rato, por la ventana de atrás, la despegará la luz para invadirla con su corte frío y rojizo mientras amanece sobre las ollas y los vapores. Salto de un pie a otro para no helarme mientras espero que hierva el agua para el café. Los perros hacen nubes blancas del otro lado del cristal esperando su desayuno; y el gato se refriega contra mis piernas. El día se despereza como una larga cinta azul y me toma de la cintura. Vierto el café en las tazas y voy: él tiene un nido de tibieza bajo las mantas y treinta años para reír.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...