Viaje

Cuando mañana esté yendo hacia otras oscuras geografías, extrañame con esa manera tan peculiar que vos tenés de hacer luz. Y yo, dormida todavía, veré esa orilla en donde se ilumina mi ternura. Despertaré entonces para decirte lo tanto que te quiero. Y el viaje será en olas de agua, en espuma salobre, en aire pespunteado de burbujas, en pequeñas raíces adentro de la tierra, en insectos que tejen o construyen, en palabras de lluvia. Entonces llegaré.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes