Despertares

Sigo el camino que he dejado marcado con pespuntes. Una tras otra, mis pisadas fijan su huella y la tierra se humedece en el redil oscuro de las marcas. Hay un perfecto aroma a madrugada, a amanecer que limpia el borde de los párpados, y se hace de trigo y agua. Una infusión cargada de sueños entibia el corazón a la distancia. Huele a café, a chocolate, a fruta fresca y ámbar. Estarás dormido, vuelto sobre tu lado, con la mano tomándote del hombro. Puedo leer la hora y verla salir entre las nubes, fosforescente y azul, mientras los perros duermen y respiran un vapor blanquecino de hielo. Dentro de un rato, nos besaremos entre cuatro palabras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes