Zurcidor

Él se sienta a mi lado y, mientras me cuenta historias de mares y de islas, o de camiones desbarrancados en la nieve, va zurciendo con un hilo de besos los pedazos de mi dolor. Cuando me doy cuenta, su hilo ha dibujado en mi alma árboles, pájaros, perros que ladran, elefantes y lunas de papel.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes