Él sabe

 A Claudio

Él ya sabe que su sangre es mi casa y que los pájaros que duermen en mi vientre, se ponen a cantar, locos de luz y de perfume, para que venga él y con sus manos les acaricie las llamas y los duerma con sus melodías de mundo que quiere lo que tiene y más. Él ya sabe que, en el pozo profundo de sus ojos, mis pájaros beben su agua y hacen gorgoritos como joyas abiertas que no dejan de saltar de rama en rama para decirle al sol que él ya sabe cuánto mis pájaros y yo lo queremos porque da una alegría que ya sabe quién es.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes