sábado, 21 de septiembre de 2013

Gestos

Son esas formas ilusorias de acomodar el cabello o apretar los dedos de las manos. No me reconozco. No soy esa que siente esas cosas, que hace esos ademanes en el vacío y llora sin piedad para consigo misma. Querría que un maremoto me llevara a una isla donde no hubiera espejos y  nadie pudiera rozarme tan siquiera. A veces tengo frío y llueve en los andenes solitarios de la tarde. He sido tonta. Tanto que me avergüenzo de mí misma y me bordo disfraces con hilos de colores donde esconder mis pensamientos nublados como la tarde de primavera que se oculta. Es la segunda vez que quisiera borrar el día y dibujarlo nuevamente. La otra fue en invierno: 5 de julio para ser más exactos. Se ve que anoto mis gestos insufribles en el calendario de mi memoria. Con precisión y sin ningún perdón para conmigo. Veo a mi madre asomarse por el ruedo del día, sonriendo como siempre que siento cosas inapropiadas o reprobables. Es conmigo el asunto, con ese reflejo fragmentado que poseo, con esa boca que no me dice ninguna cosa que no sepa. Afuera sopla el barro en la tormenta. Quiero que este día comience nuevamente y escribirlo con otra caligrafía, con otra tinta, con otra firma.

1 comentario:

Spaghetti dijo...

Si alguien puede dibujar con precisión un nuevo y alegre día, esa eres tu.
A veces quisiera que el tiempo pasara rápidamente, que el otoño volase con sus augurios y que el invierno fuera invisible, que la tierra diera un vuelco y se instalase en una nueva primavera, como a la que a ti te espera.
un bsazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...