viernes, 20 de septiembre de 2013

Septiembre 21

Mañana haremos el mundo nuevamente: lavaremos las flores que hemos guardado desde junio, las sacudiremos y brillarán al sol. En vista de experiencias pasadas, esta vez lo haremos mejor que nunca, corrigiendo imperfecciones que hubiéramos vivido en otras primaveras. Olerá a luz y agua la mañana, extendemos en la soga todos los pensamientos invernales para que las brisas los atraviesen y enciendan su frescura de mañana primera. Te besaré hasta quedar sin besos, solo para que vuelven a nacerme como si fuera un manantial en el que nadan los peces violentamente tiernos del amor. Acostados sobre la hierba veremos crecer el mediodía de sus hojas y será la calma profunda de la siesta veraniega que se acerca como una naranja enfebrecida a chorrear sobre nosotros otra vez.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...