martes, 22 de octubre de 2013

El mundo según Lou/ Colores (I)

Hay dos seres inmensos que no quieren jugar conmigo: uno es alto y serio y casi de mi mismo color. La otra es dorada y tiene olor a mamá. Dicen que ellos son perros, pero yo no termino de creerlo. Cuando yo sea grande, voy a ser tan alta como ellos. Lo sé. Afuera hay pasto verde y mis ojos se pierden antes de llegar al final. Me gusta esconderme debajo de unas hojas que parecen paraguas oscuros y saltar cuando él pasa. Cuando se descuida le muerdo las manos y jugamos durante un rato interminable. Si me canso me quedo dormida entre sus manos, mirando sus ojos que son celestes como el cielo, allí afuera. Ella me ha hecho una bola de lana roja y la corro por los mosaicos amarillos.Por la noche, cuando todo está negro y nadie habla más, me meto entre su cuello y su hombro y duermo allí. Tiene el perfume con el que yo llegué aquí: es un aroma anaranjado y caliente que me hace feliz. Me gusta estar viviendo en este lugar: todo tiene el color del amor: verde, luminoso, con chispazos violetas que busco saltar y atrapar. Es curioso cómo todo se tiñe de rojo cuando ellos se ríen y los dos perros sacuden las colas: es eso lo que yo debería aprender.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...