sábado, 19 de julio de 2014

Excepto un robo

Por un instante, entre tu mano extendida hacia mi cuerpo y mis pasos hacia atrás para ocultarme, estuvo la mirada; después grité, muy fuerte, tan fuerte como me fue dado, grité que no; pero antes, como si hubiera mediado un siglo en el lapso apretado de unos segundos, estuvo la mirada: nos miramos: vos, que me querías asaltar, y yo, que iba a decir que no; y no puedo evitar volver a esa mirada que hizo humano algo que se adentraba en el camino de la cosificación; porque después no grité no al robo, te lo grité a vos que me habías mirado, que le habías dicho damedamedame a los ojos que iban a mirarte en los tuyos y ya había sido un hecho personal, fuera de una estadística -un caso más-, la mirada nos había individualizado en esa esquina, yo de pie con mi Diccionario de mitología griega y romana de Pierre Grimal en la mano izquierda -que es como decir que en la lotería social estuve del lado de los afortunados- y vos, sobre la moto, delgadito y rubio, con la mano derecha extendida y entonces yo dije no como digo siempre cuando se trata de resistir, y lo debo haber dicho muy fuerte porque recuerdo que me atravesó el cuerpo y me salió por los ojos, tanto que le dijiste al otro que vamos y yo caminé dos pasos hacia atrás y me eché a correr por la calle de tierra, bajo la luz potente de los faroles hasta la esquina y los perros me saltaron en la puerta sin que pudiera embocar la llave en la cerradura hasta que al fin por fin logré entrar y cerrar todo con llave y estaba todavía la mirada, esa marca humana que me dice aún lo que no logro interpretar pero que sé que habla de lo mal que hemos hecho las cosas para que vos me mires así y yo te diga no mirándote a los ojos como si no hubieramos podido hablar de otra manera, como si este mundo nos hubiera descarnado los gestos y nos dejara los ojos como piedras y las manos como garras, vos hacia mi cuerpo con su mochilita atrás y yo hacia mi no a tus ganas y, en el medio, como palabras ininteligibles, la mirada... carajo qué mal que lo hemos hecho qué mal.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...