domingo, 6 de julio de 2014

Y la nave va...

Digo las palabras capaces de buscarte cuando el día suelta su último aliento gris. Entre las sílabas se filtra el vapor blanco que corta el aire helado de la tarde. En un rincón de la hora ha dejado de llover y mis letras se sacuden la humedad desprotegida para alcanzarte, secas y perfumadas, en el suave declinar de las estrellas. Dejo las otras que yo soy a la puerta del noche para llegar tan solo con el aroma de los azahares nevados de este invierno. Hay algo de nave transparente en este amor.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...