viernes, 15 de agosto de 2014

Carta a una señorita en Marsella (II)

Querida Maïa:
Quizá en l'école oíste hablar de la revolución del 14 de julio. Quizá ya sabés que los franceses la pasaban muy mal porque tenían unos reyes un poco egoístas a los que no les importaba mucho que el pueblo pasara hambre. Dicen, pero vaya uno a saber si es verdad, que una vez le dijeron que el  pueblo no tenía pan, y ella contestó: "Que coman torta". Imaginate si iban a tener torta cuando les faltaba una simple baguette. Estos dos reyes, Luis XVI y María Antonieta, que están enterrados en una hermosa catedral de París que se llama Saint-Denis, se hicieron un palacio impresionante que ahora es un lugar para visitar. Porque el pueblo podía pasar hambre, pero ellos vivían a lo grande. Entonces en julio de 1789, los franceses se hartaron e hicieron una revolución  y fue algo tan, tan importante que le cambió la cabeza a muchas personas en el mundo. Acá, en Argentina, unos señores que admiraban mucho a los revolucionarios franceses y sus ideas de que todos éramos iguales, libres y hermanos, también hicieron una revolución en mayo de 1810 y echaron al virrey.  Así que mirá cómo vienen a parecerse las revoluciones de
tu país y del país mío y de tu papá.
Aparte de todo eso, el Château de Versalles es muy lindo. Tiene unos jardines muy grandes (y muy ordenaditos),  enormes salones dorados y con unas lámparas llenas de cristalitos y los dormitorios del rey y la reina que son impresionantes. 
Como fuera que sea, además de la belleza del palacio, lo bueno es que la gente pueda elegir a quienes los gobiernan y cambiarlos si no lo hacen bien.
Te mando un beso recontragrande
La tía

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...