Azul fosforecido

¿Alguna vez miraste el cielo a esta hora?
Fosforece de azul.
Cantan los pájaros y alguien, lejano, los acompaña.
Afuera el aire pespuntea su tibieza y el sol se desnuda entre nubes celestes.
Voy encendiendo luces en la casa dormida como si fueran piedras arrojadas en el sendero largo de otro día.
El agua borbotea en la cocina y la gata se ovilla junto a la ducha con su nostalgia de peces.
Hablo con los habitantes invisibles de la mañanas y me responden con su humedad de pámpanos.
Salir tiene algo de sirenas y ceras, algo de precipicio diurno, algo de sumersión en las horas calientes que duermen todavía.
Y sin embargo, salgo.
La calle está vacía y amanece.
¿Alguna vez miraste el cielo a esta hora?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

¿Por qué leer?