jueves, 23 de octubre de 2014

El ovillo y el amor

Los días son madejas infinitas que estiro hacia una punta y ovillo hacia la otra.
Y ahí, donde estás vos, puedo poner la cabeza entre tus manos
y descansar.
Porque el amor es eso: unas manos para ovillar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...