Hoy es el día

La muerte es una extraña visitante que nunca nos dice de qué manera debemos comportarnos. Incomoda como un traje que falla, como un sombrero que nos sacude el viento. Y nos deja desnudos. A veces se lleva a los seres que amamos. Otras, a nuestra madre. Y entonces nos quedamos pensando qué deberemos hacer para saldar la cuenta que nos quedó pendiente. Lloro, pero lo dijo Homero, lo hago por mis males.
Ojalá hayas sido alguna vez feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes