martes, 4 de noviembre de 2014

Un mes

El sábado hará un mes que mi madre habrá muerto. Apenas treinta días. Y hacia atrás años con el hilo tensado como una oscura horca o curvado en una cuerda floja. Frágil equilibrista he quedado hace un mes con un pie en el vacío y el viento se ha colado, huracanado, sin darme tregua ni sosiego. Yo creo que resisto (el resto dice lo bien que lo supero); pero sé bien que, dentro, hay miles de cristales astillados que no logro  juntar: querría volver atrás el tiempo -con lo que sé ahora- para que mi vida infantil pudiera prepararme mejor para andar en el mundo; tener los ojos lanzados al latido de mi alma y un regazo donde apoyar la cabeza para que me la rocen diciéndome que todo va a pasar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...