miércoles, 21 de enero de 2015

Un viaje/ Día 22: Cae la nieve en Burgos


Cae la nieve en Burgos
y veo por la ventana los copos movidos por el viento:
son plumas de pájaros helados,
granos de sal que se disuelven en el aire,
luna que va perdiendo el cielo,
lágrimas viejas que han quedado perdidas,
pequeñas hadas frías que danzan y navegan,
suspiros que se escapan en la niebla,
azúcar diluída en la tormenta,
pasos de duendes perdidos en la noche.
Cae la nieve en Burgos
y la madre de César Vallejo sube el cuello del hijo
solo para que caiga,
liviana,
transparente,
efímera,
poética,
frágil como una novia nueva.
Temo pisarla:
para que no se rompa,
para que no se vaya,
para que quede blanca,
allí, sobre las calles, los árboles, la vida.
Cae la nieve en Burgos
y mi corazón es incapaz de resistir tanta belleza.


1 comentario:

Spaghetti dijo...

En tu periplo por el mundo pasaste por mi tierra (Burgos) donde tanto amé y ahora siento lejos. No echo de menos esa nieve lenta de los largos inviernos mesetarios, pero el calor de sus gentes y los recuerdos de la infancia están instalados en mi corazón.
Espero que hayas sentido algo de esto al pasar por esa estación del Camino de Santiago. bsssosss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...